MILAN FASHION WEEK 24: GUCCI UN DIÁLOGO PROFUNDO SOBRE LAS NORMAS EN LA MODA

MILAN FASHION WEEK 24: GUCCI UN DIÁLOGO PROFUNDO SOBRE LAS NORMAS EN LA MODA

Un runway selecto, la tradición de exclusividad con Gucci se mantiene latente. La firma de moda Italiana presentó una pasarela conformada por 56 salidas en una paleta de colores peculiar; comenzando por el tono negro para pasar por el mostaza, azul baby, un verde olivo vibrante con dotes fosforecentes.

El rojo Ancora y las combinaciones especiales hicieron presencia. Como una íntima declaración y revelación de la propuesta de Gucci para Milano Fashion Week, se compartió a medios la forma de vivir y crear este runway en propuestas femeninas. Recordemos que Gucci está bajo la dirección creativa de Sabato de Sarno y que pertenece al grupo Kering.

Buscar un pequeño gesto subversivo. Ver las cosas desde una perspectiva distinta a la que se presume más adecuada, sin seguir las normas. Esta es mi manera de soñar, sin prisas, visualizando y estratificando aspiraciones como si fueran los ladrillos de una casa. En mi moda como en mis sueños, el ejercicio es el mismo. Buscar entre los pliegues un vacío que quiera ser llenado.

Ver los detalles muy de cerca antes de sentirse libre de retroceder en busca de una perspectiva más amplia. Capturar lo extraordinario donde se espera lo ordinario. Mis sueños, como ocurre con mi moda, siempre dialogan con la realidad. Porque no busco otro mundo donde vivir, sino formas de vivir en este mundo.

Confeccionar un abrigo es un acto artesanal, símbolo de una cultura de técnica excepcional. Comienza con la construcción, continúa con el forro y el interior, moviéndose entre cómo cae la tela, cómo se mueve cuando se usa, cómo cambia su color si la lana se mezcla con fibras más modernas. Cada acto representa un recorrido minucioso en el que cada gesto puede cambiar el resultado final.

La colección Otoño Invierno 2024 es una repetición obsesiva de ese viaje, una puesta en escena de pequeños actos subversivos respecto de las reglas del ready-to-wear.

El abrigo principal, de tela y de silueta masculina, tiene una solapa cubierta y botonadura oculta en la espalda, que lo transforma en un abrazo. Lo mismo se puede encontrar en bombers, chaquetones y chaquetas de cuero.

El encaje, cortado y reconstruido, se adorna con bordados, otros encajes o terciopelos. Los cambios son una combinación de capas superpuestas, unidas por cordones. Los estampados en jacquard representan una garza geométrica, sólo reconocible de cerca. Las prendas de punto se enriquecen con lentejuelas transparentes o ligeramente descoloridas o con flecos de cristal que recrean un motivo acanalado. Los twin sets son piezas distintivas. 

Los colores: los feos, los del corazón y los equivocados; todos juntos.

Una nueva bolsa con asa superior y un logo plano y perforado que deja ver lo que hay debajo; confeccionada en napa con un tacto naturalmente sedoso y combinado con una capa que lo hace ligero y acolchado, llamada GG Milano. Y luego, una silueta en forma de media luna inspirada en los motivos ecuestres que se encuentran en el Archivo Gucci, impregnada de un espíritu contemporáneo, también decorada con un nuevo logotipo. Un clutch adornado y unido con una barra de metal en tono dorado que reproduce al icónico bambú. Por último, una bolsa bucket Bamboo con una silueta amplia y envolvente.

Botas de equitación, símbolo por excelencia de la conexión entre Gucci y el mundo de la equitación, cuya silueta clásica presenta un Horsebit alargado de metal. También disponibles en una versión única por encima de la rodilla. Los mocasines Horsebit, evolucionan en una sandalia con plataforma, encapsulada por una artesanía refinada.

Un collar de archivo en oro galvanizado y con un motivo de tachuelas está tejido con una cinta en el tono de la prenda más cercana al cuello. Las gafas de sol de acetato con forma cat-eye siguen la misma paleta.

Síguenos en Instagram: @_noirmagazine y en TikTok: @_noirmagazine