fbpx

Chanel FW 22, una oda al teed

La maison celebra su larga tradición y el amor de su fundadora por el tweed

Con inspiración en el amor, los años sesenta, Coco Chanel y el tweed, la pasarela de Chanel FW 22 reflejó el nuevo camino a seguir en moda femenina para este año.

Además la maison creó una serie de fotografías que reflejan esta maravillosa colección y cómo ve la marca el invierno de este año.

ENTÉRATE: NYFW una celebración a la elegancia

CHANEL FW 22

CHANEL FW 22 LA ODA AL TWEED

Presentada en un espacio del Grand Palais Éphémère completamente envuelta en tweed, hay chaquetas en colores psicodélicos, otras sutilmente masculinas o ligeramente oversize, pantalones en panne negro terciopelo, faldas ceñidas con calcetines largos.

Las propuestas en zapatos, son de tacón puntiagudo o un mini tacón de aguja en charol, lana bouclette, así como botas cortas y botas hasta los muslos en caucho negro o beige. 

TAMBIÉN PUEDES LEER: El encanto de Simone Rocha en Londres

LA INSPIRACIÓN DETRÁS DE LA COLECCIÓN

“Estaba pensando en la Inglaterra de la década de 1960 y en las portadas de discos muy coloridas”, explica Virginie Viard.

Pero más allá de eso explica que: “dedicar esta colección al tweed es un tributo”, dice Viard, “seguimos los pasos de Gabrielle Chanel a lo largo del río Tweed, para imaginar textiles en los colores de este paisaje”. 

“Como el de un abrigo largo rosa jaspeado de azul y morado, o un traje burdeos con un delicado brillo dorado. Esto es lo que hacía Gabrielle Chanel en sus paseos por la campiña escocesa: juntaba helechos y ramos de flores para inspirar a los artesanos locales en los tonos que quería”.

Luego de su historia con el duque de Westminster, sus chaquetas que ella misma confeccionó, reflejan el amor por una prenda y una textura. 

“No hay nada más sexy que usar la ropa de la persona que amas”, continúa Virginie. “Por supuesto, estoy fascinada por este gesto siempre contemporáneo. Y es Chanel quien vuelve femenino el tweed”.

Al permitir infinitas combinaciones de colores y materiales, el tweed es un código eterno para la Casa: “Me encanta trabajar con él, no podría vivir sin él” concluyó la directora creativa.

SÍGUENOS EN INSTAGRAM: @_NOIRMAGAZINE