fbpx

Belleza y subversión. El universo de la joyería de Alan Crocetti.

El brasileño graduado de Centrail Saint Martins está creando un universo con su marca de joyería que une la disrupción y provocación con la belleza.

Alan Crocetti.

Alan Crocetti es brasileño de nacimiento, con Belo Horizonte siendo su cuna en el país de Suramérica. Creció rodeado de moda en una fábrica de tejido de punto que pertenecía a su familia para después ingresar a Central Saint Martins, uno de los centros educativos de moda más respetados a nivel global.

Durante su época como estudiante pasó la mayor parte del tiempo estudiando el diseño de ropa para el mercado femenino y en el último año de la universidad tomó un interés especial por la joyería, rechazando que solo fuera pensada como un accesorio de las prendas.

Desde entonces el diseñador se ha dedicado a romper con las ideas tradicionales que existen en la joyería, experimentando con formas orgánicas, un culto al cuerpo y temáticas que giran en torno a la sensualidad, sexualidad y las expresiones humanas del deseo y creatividad.

Crocetti pasó por un infortunio financiero, por lo que tuvo que suspender sus estudios para dejar Londres e irse a Italia. Tiempo después regresó a Central Saint Martins brevemente para luego dejarla, no sin antes ser descubierto por la hada madrina de la moda, Lulu Kennedy.

Entonces Crocetti fue invitado a participar en la plataforma de moda Fashion East. Su colección para la temporada de Primavera 2015 fue entonces recogida por Dover Street Market para ser distribuida y a partir de entonces no ha parado de colaborar con entidades como Helmut Lang, GmBH, Coperni e incluso la plataforma de contenido para adultos PornHub.

Alan toma la joyería para empujar sus límites, inspirándose en el cuerpo mismo. Pensando en estas piezas como más que accesorios. Y entonces la joyería se vuelve una extensión de nuestro cuerpo.