MILAN FASHION WEEK 24: FENDI FALL WINTER 24 PENSADA EN BLITZ KIDS & NEW ROMANTICS

MILAN FASHION WEEK 24: FENDI FALL WINTER 24 PENSADA EN BLITZ KIDS & NEW ROMANTICS

«Estuve mirando 1984 en los archivos de FENDI. Los bocetos me recordaban al Londres de aquella época: los Blitz Kids, los New Romantics, la adopción de la ropa de trabajo, el estilo aristocrático, el estilo japonés…», dice Kim Jones, Director Artístico de Couture y Womenswear. «Fue un momento en que las subculturas y los estilos británicos se globalizaron y absorbieron influencias mundiales. Pero con la elegancia británica de la facilidad y la indiferencia ante lo que piensen los demás, algo que encaja con el estilo romano». FENDI es una marca de utilidad. Y la forma de vestir de la familia Fendi tiene muy en cuenta este aspecto. Recuerdo que cuando conocí a Silvia Venturini Fendi, llevaba un traje utilitario muy chic, casi un traje Safari. Aquello me dio una idea fundamental de lo que es FENDI: es cómo viste una mujer que tiene algo importante que hacer. Y puede divertirse mientras lo hace».

Utilitario y extravagante. Sencillo y teatral. Salón y calle. Ciudad y campo. Es una amalgama de cada uno de ellos, donde la tradición se encuentra con la subversión en el displicente estilo británico, lo que la une a su homóloga romana. Al mismo tiempo, para las mujeres que visten estas prendas, se trata fundamentalmente de hacer algo, no sólo de ser algo.

En su última colección, Kim Jones explora una forma de vestir en la que la despreocupación londinense se une a la libertad romana, y la utilidad se convierte en una declaración de intenciones. Aquí el lujo se encuentra en la suntuosa comodidad y la estridente confianza que la ropa y los accesorios dan al usuario para expresarse. Simultáneamente práctica y lúdica, una sensación de dualidad -una cualidad muy FENDI– impregna la colección.

Partiendo del rigor de la sastrería, una sensibilidad femenina que abraza la austeridad de las líneas sinuosas en una silueta más redondeada, utiliza la precisión gráfica de las lanas ricas y compactas. Los abrigos de lana en capas se anudan y abrochan de forma informal, inspirándose más en el lenguaje de las batas. Las prendas de punto pueden aparecer como elegantes segundas pieles en capas de seda o como «intervenciones» más vernáculas, casi caseras, que emplean estilos británicos tradicionales como el Aran y el Guernsey. Los vestidos utilitarios adquieren una sensibilidad más «flou a medida», a la vez prácticos y elegantes, con dureza en la actitud, y se contrastan con transparencias de tul y organza, estampadas con estatuas romanas* o bordadas con puntos disruptivos. Al mismo tiempo, los shearlings y las pieles cobran protagonismo con un tour de force de técnicas, que a la vez muestran la destreza artesanal de FENDI y subvierten las expectativas de la tradición.

Desde los acabados encerados de alto brillo hasta el exclusivo proceso de punzonado Agugliato, pasando por la máxima expresión de la intarsia, se crean nuevas fabricaciones que proporcionan al usuario protección flexible y satisfacción, tactilidad y comodidad fundamental.

Al mismo tiempo, el pasado de FENDI se hace presente en códigos y motivos recurrentes que se remontan a los inicios de la casa. Con el centenario de 2025 en mente, el hilo conductor de la Selleria une una vez más el presente con el pasado, como motivo en prendas de vestir y marroquinería.

Desde su inspiración inicial y su creación por maestros guarnicioneros romanos, la Selleria encuentra forma esta temporada quizás de forma más sorprendente en las botas de montar de cuero que dominan la colección, el Chupa Chups -después de todo, Salvador Dalí dibujó el logotipo que ahora está unido al envoltorio FF- y en los diseños de Delfina Delettrez Fendi, Directora Artística de Joyería. Aquí, los herrajes de hilo metálico se cosen a través de brazaletes de cuero, mientras que su significado se repite en cadenas gigantes de cuero y metal.

En los bolsos de Silvia Venturini Fendi, Directora Artística de Accesorios y Moda Masculina, los estilos del pasado se deconstruyen y reviven, las construcciones se suavizan y reconfiguran. Las nuevas versiones de los bolsos Peekaboo, Baguette y By The Way se presentan en suntuosas pieles de colores ricos y naturales, evitando los adornos y apostando por el tacto y la utilidad.

Al tiempo que se presenta el nuevo Simply FENDI, un suave satchel que se acompaña del Roll bag, un nuevo shopper redondeado. Llevado en múltiples ocasiones y agarrado de múltiples maneras, este gesto reitera que no hay una sola mujer FENDI, sino muchas mujeres FENDI, animándolas a encontrarse a sí mismas en lo que eligen y en lo que llevan.

Síguenos en Instagram: @_noirmagazine y en TikTok: @_noirmagazine

MILAN FASHION WEEK 2024; ESTO ES TODO LO QUE DEBES SABER 

.