fbpx

Balenciaga Clones, deslumbrando con lo virtual

Siluetas llenas de elegancia nos esperan para el próximo año

Balenciaga Clones es una colección que no existe pero que, al mismo tiempo, es muy real. Inspirados sobre cómo vemos el mundo, a través de un filtro o una cámara, su pasarela digital revela un nuevo sentir de la marca.

“Vemos el mundo desde un filtro perfecto, pulido, con photoshop, ya no podemos identificar entre lo genuino, lo no editado, lo tangible y lo irreal, lo falso, el deepfake”, explica la maison en un video de pocos minutos.

Las prendas que vemos son muy reales, pero todo lo demás no, “fue un show que nunca pasó”, como lo explica Demma Gvasalia, diseñador de Balenciaga, quien desde su llegada en 2012 ha renovado las líneas.

Balenciaga hace un espectáculo viral

Eliza Douglas fue la modelo encargada de acompañar a la casa de moda, con todas sus piezas, incluso adaptándose a las masculinas con el cabello estilizado de tal forma que parece otra persona.

La idea detrás de Balenciaga Clones llega luego de que Gvasalia pasara más de 15 meses en cuarentena, y decidiera convertir un espectáculo en una referencia digital, viral y que hablará de las situaciones sociales que estamos viviendo.

Sin duda, la maison logra, con el video que se une a su campaña, abrir la conversación de lo mucho que debemos aprender a ver lo real, las cosas que sí importan, y que durante este tiempo tanto nos acompañaron.

SÍGUENOS EN INSTAGRAM: @_noirmagazine