fbpx

Conoce la nueva campaña de ensueño de Miu Miu. Private Wishes.

Private Wishes, la nueva campaña para las festividades de Miu Miu juega con la realidad y el mundo de ensueño.

Actriz y modelo Esther McGregor en la campaña Private Wishes de Miu Miu

En la campaña encontramos a la actriz y modelo Esther McGregor, le acompañan la modelo Mona Tougaard y la actriz You-mi Lee, quienes posan en los planos de Tyrone Lebon, contando una historia que explora la tensión entre la estética minimalista, los gestos femeninos y una frivolidad sobriamente celebratoria

Miu Miu presenta su nueva colección Holiday y confía la historia a tres talentos especiales la campaña Private Wishes. Rostros que reflejan una combinación de diferentes personajes unidos por un único deseo, el mismo que da nombre a la campaña; delicados, íntimos y elegantes como son los planos firmados por Tyrone Lebon con la dirección artística de Lina Kutsovskaya y el estilismo de Lotta Volkova.

Actriz You-mi Lee en la campaña Private Wishes de Miu Miu

Miu Miu, en el tercer trimestre de este año se colocó 3 posiciones detrás de Prada, siendo la quinta marca más buscada y comprada acorde a Lyst. Sin embargo, la marca cuenta con el producto de moda de lujo más solicitado entre los meses de Julio a Septiembre del 2022.

Miu Miu ha logrado posicionarse por una combinación de estrategias digitales e impulso mediante activaciones físicas, Lyst señala como momentos clave para la marca a Sydney Sweeney y Emma Corrin en la campaña Otoño 2022, su celebración de la colección Otoño/Invierno 2022 en el West Side Tennis Club de Nueva York y la continuación de la iniciativa de suprarecicjale a través de una gama de chaquetas de cuero de edición limitada

Miu Miu destaca en esta campaña continuando su estética minimalista, que se contrapone con adornos exteriores y gestos femeninos arquetípicos, estableciendo un diálogo delicadamente provocativo entre la ropa reducida a su esencia y una frivolidad sobriamente celebratoria.

La marca ha creado un lenguaje de diseño donde las proporciones se vuelven clave; en el que las prendas se cortan y unen, mezclando elementos aparentemente contradictorios, entre oversize y miniatura, uniendo lo abotonado y desabrochado, contraponiendo lo masculino y femenino. El exterior e interior se unen de forma deliberadamente desorientadora, lo que transmite una tensión entre lo real y lo irreal. 

Como diciendo que la moda es nuestro uniforme, de fines utilitarios, pero también es enriquecedora, ambiciosa, lúdica.

En la campaña se aprecia este espiritu, tan encantador como una sandalia nude con el tacón cubierto de lentejuelas, un bolso icónico en el blanco más puro, en el negro más intenso o hasta en una perla romántica sobre un cuna de latón pulido. 

Continuando en el juego de la dualidad, la campaña juega con ser el reflejo de los pensamientos más íntimos de las protagonistas, dejando al espectador decidir si lo que vemos es un sueño o la realidad.