Sobre el poder, el éxito y la pasión.

View Gallery 7 Photos

Marina de Tavira habla sobre lo que significan dentro de su carrera, pero también el significado que tienen para el país.

Por Ikerne Mestre

Vienes de una familia famosa, talentosa y poderosa en donde tú has labrado tu propio camino. ¿Cómo te han inspirado tus familiares?

Lo que más me ha inspirado de diferentes personas, tanto de mi familia materna como paterna, es la entrega y la disciplina. La convicción de que sólo a través del trabajo se logran las cosas. Finalmente, la pasión se traduce en trabajo, trabajo, trabajo. Que al final se traduce en gozo.

Naciste en una familia de hacedores de teatro y tu carrera comenzó en el escenario. ¿Qué lugar ocupa el teatro en tu presente?

El teatro es el lugar en el que me enamoré de la actuación y en el que me formé. También es el lugar en el que he pasado una cantidad enorme de fines de semana y por el que he renunciado a muchas cosas. He encontrado ahí una importante fuente de conocimiento para entender la vida. Para mi es el lugar al que siempre quiero volver. No me imagino mi vida sin el teatro. Incluso ahora en tiempos de confinamiento ha sido un reto encontrar la forma de seguir haciendo teatro cuando todo está en contra y volver a pisar el escenario en estas circunstancias me da aún más alegría y me refuerza la convicción de lo importante que es para nuestra sociedad. No olvidarnos de lo fundamental del encuentro personal en un mundo donde lo virtual se ha vuelto la forma de comunicarnos.

1) Blazer_SANDRO. Camisa_HUGO BOSS

Para ti, ¿Qué significa alcanzar el éxito?

El éxito es para mi la posibilidad de que tu vida se trate de aquello que alguna vez soñaste. Que tu deseo se haya convertido en la capacidad de realizarlo. Pero sobretodo encontrar ahí contento. Creo que lo más contrario al “éxito” es la necesidad de buscarlo constantemente. Ese me parece el camino directo a la infelicidad porque siempre dependerá del reconocimiento de los otros.

El éxito, sí queremos nombrarlo así, debería ser algo que se lleva dentro y que consiste en la gratitud de poder dedicar tu tiempo a aquello que te genera más felicidad y que también aporta a hacer del mundo un mejor lugar.

¿Te consideras una mujer ambiciosa?

Más que ambiciosa yo diría profundamente exigente conmigo misma. Me encantan los retos que me hacen conquistar algo de mi que no conocía o que creía que era incapaz de hacer. Es decir, romper las creencias que nos hacemos de nosotras mismas y que tanto nos limitan.

¿Y perfeccionista?

Creo que no existe lo perfecto pero sí lo perfectible. Como decía un maestro “lo que es puede ser más, pero también puede ser menos”. En ese sentido el teatro es maravilloso porque cada función es una nueva oportunidad. Puede ser más o puede ser menos.

En este sentido, estar nominada al Oscar ya representa un enorme mérito y triunfo. Tú, ¿Cómo te sentiste?, ¿Te frustró no haberlo ganado?

Cualquier reconocimiento a mi trabajo será un “algo más” de la satisfacción que ya fue haberlo hecho. Nunca me pensé nominada ni ganando un premio. Yo sentí que gané el día en que me di cuenta que mi vida se estaba tratando de ser actriz como siempre había soñado. Eso no quiere decir que al saber de la nominación no brinques de alegría y te emociones. Pero no lo veo como ganar o perder y tampoco creo que enfocarnos en ganar un premio u obtener una nominación nos lleve necesariamente ahí. Creo que eso más bien, nos haría perder el verdadero objetivo del arte al que nos dedicamos.

¿Qué otras metas tienes?

¡Disfrutar la vida! Que no se me vaya toda en querer lograr cosas y después me de cuenta que dejé pasar grandes momentos que no van a volver.

Hablando de metas… Al empezar tu carrera, ¿Recuerdas haber tenido metas específicas o más bien te enfocabas en el presente?

Mientras estudiaba, lo que más me preocupaba era que mi deseo de ser actriz fuera más grande que mi capacidad para ser actriz. Después descubrí que el talento es la capacidad de construir tu propio talento. Y claro que soñaba con pisar muchos escenarios que después pisé, soñaba con dramaturgos y personajes que un día llegaron, actores que admiraba con los que después compartí la escena. No puedo quejarme la verdad es que esta profesión me ha dado a manos llenas y no se puede más que regresar lo que te ha sido dado.

¿Qué representa ser una mujer poderosa?

Poder quiere decir tener la capacidad o facultad de hacer determinada cosa. Por lo tanto, ser una mujer poderosa tendría que ver con la capacidad de acción y de incidencia en el mundo. Y ojalá siempre fuera para el bien común. Nunca el poder por el poder, pues como ya lo decía Shakespeare “no hay mayor degradación de la persona”.

¿Tienes otras pasiones además de actuar?

La literatura. Desde niña fui muy lectora. A veces me encerraba en el closet para leer para que no me distrajera ningún ruido. Últimamente he pensado que me gusta la vida de las escritoras. Crear todo un mundo desde tu escritorio y tu ventana. El confinamiento me ha hecho pensar mucho en ellas y ellos. Los libros han sido mi refugio estos días.

Total Look: ALFREDO MARTINEZ. Aretes: CHANEL

¿Te consideras una mujer plena?, ¿En qué momento te diste cuenta de esto?

Absolutamente sí y desde hace mucho. Un día dando las gracias después de una función llena y de la mano de actores y actrices que admiraba profundamente me dije: Esto es, esto es tu vida. Lo hiciste. Y después la vida… con todo y sus dolores creo que he tenido de todo, eso que anhelaba y quiero seguir construyendo.

¿Qué cualidades en una persona son fundamentales para alcanzar el éxito?

No pensar en el éxito, sino en qué quiere decir, para qué, a quién, y poner su empeño en ello. Llenarse de referentes, alimentar el intelecto y ponerse a trabajar.

Después de haber alcanzado el éxito internacional, ¿Qué le dirías a alguien como tu, que quiere destacar en todo el mundo?

Siempre he pensado que debe ser muy cansado ponerse el objetivo de destacar aquí o en cualquier lugar del mundo. Sin duda esta carrera está llena de frustraciones y debemos hacernos de una piel muy gruesa para enfrentar todos los no . Pero siempre se ha dicho que es una carrera de resistencia y yo agregaría que nunca se debe perder la alegría de poder hacer lo que te apasiona, por más grande o pequeña que sea la tarea que se tiene delante.

¿Qué significa para ti llevar el nombre de México en alto?

México es mi país. Y lo que más me emocionó de trabajar en un proyecto que voltearon a ver en distintos lugares del mundo fue poder hablar de nuestros dolores, de nuestras deudas históricas, de la belleza de muchas de las personas de este país y también reconocer las asignaturas que tenemos por delante.

¿Cúal es tu cosa favorita de México?

Las personas. Hay algo noble. Siempre se ha dicho. Pero puedo reconocerlo en algo que se ve en los ojos, aunque no se pueda nombrar.

¿Qué crees que le haga falta a México para alcanzar el éxito como país?

Lo que nos falta es el sentido de justicia. El no tolerar más el horror y las atrocidades. Romper las gigantescas diferencias económicas y sociales. Que exista la movilidad social. Acabar con el lastre del racismo y el machismo. ¡Tantas cosas!…Despertar la conciencia.

Fotografía: Carlos Ruizc

Realización: Gerardo Angulo

Makeup&Hair: Luis Gil

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.