fbpx

Florence Pugh, su Valentino en Venecia y el escándalo que la sigue

Florence Pugh llegó al Festival de Cine de Venecia para desfilar por la alfombra roja de la cinta Don’t Worry Darling, una producción que desafortunadamente se ha visto involucrada con un escándalo.

A su llegada, fue vista con un espectacular atuendo de tres piezas de la firma Valentino, así como una sonrisa de oreja a oreja por poder celebrar lo mejor del cine, aunque eso esté opacado por una noticia.

Al parecer, o según lo que dicen los tabloides de Estados Unidos, la actriz y Olivia Wilde, la directora de dicha cinta, no pueden verse ni en pintura, razón por la que no han participado juntas en ningún evento de producción.

En Venecia, Wilde intentó calmar las aguas diciendo que ella está muy feliz de haber trabajado con Pugh, quien supuestamente no podría ir a las entrevistas de la película por su trabajo en Dune, a pesar de que Timothée Chalamet sí lo hizo, y es el protagonista.

“Don’t Worry Darling” sigue a la joven ama de casa Alice Chamber (Pugh) cuando comienza a sospechar que su lujosa existencia no es lo que parece.

A pesar de las trampas de una existencia suburbana próspera: un apuesto esposo (Harry Styles), una linda casa, excelentes atuendos, novias divertidas, fiestas en abundancia, Alice no puede evitar la sensación de que algo está fuera de lugar.