El Nuevo Orden de Darío Yazbek

View Gallery 3 Photos

El actor que ha acaparado el corazón de miles de espectadores y que continúa en ascenso, nos cuenta más sobre él; de su trayectoria, su personalidad, sus creencias y de que si cree (o no) que ha alcanzado la madurez.

Por Ikerne Mestre

¿Cómo fue tu niñez?

El trabajo de mis papás y la vida diaria estuvieron muy de la mano. Yo pasé mucho tiempo con los dos en su trabajo. Salía de la escuela y me iba con ellos para pasar ahí las tardes. Para mis hermanos fue parecido, con ellos todo era muy divertido. Mi hermano se fue de casa cuando yo era chico pero igual fue muy interesante y divertido el tiempo que pasamos juntos. Fue una niñez muy linda, muy tranquila, yo era muy curioso, –eso no ha cambiado creo– y me gustaba mucho ir a la escuela, aprender, leer.

Rodeado de familiares que están en el medio, ¿crees que lo tuyo se dio casi por osmosis o de dónde surge tu interés por ser actor?

Trabajando, no lo pensaba realmente. Lo tenía muy cerca y se dio todo cuando hice un casting para una película y me quedé. Fue un poco el destino que me lo trajo y a partir de ahí creo que me di cuenta de la respuesta. Fue un poco como un accidente, pero uno que podía pasar porque estaba muy cercano por la familia y todo esto, pero si fue un poco accidental y por cosas del destino.

Anillo: BVLGARI . Chamarra: HANSON. Camisa: BOSS. Pantalón: BOYFRIENDSHIRT. Boina: EMEREGILDO ZEGNA

Este cliché de los hijos de actores que “viven en la sombra de sus padres” y en tu caso también hermanos. ¿Lo viviste así?

No. Creo que por fortuna mi hermano y yo, nos llevamos bastantes años y creo que esa diferencia de edad hace que seamos de diferentes generaciones en donde cada uno tiene objetivos y ambiciones distintas. La carrera de cada quien es muy diferente y entre más avanza uno más nos damos cuenta que cada quien tiene su camino. Además siempre he sido muy independiente y a mi me gusta trabajar por mis cosas, hacer mis cosas y pelear por mi propio lugar.

¿Qué personajes te llaman más la atención? ¿Qué es lo que te hace tomar o no un papel?

Creo que en parte tiene que ver con el director y en otra la historia y el personaje. Me fijo hacia donde va, que quiere hacer el director con el, lo que quiere contar y a partir de eso yo decidiré si lo que veo ahí es algo que me llame la atención. Me tiene que enamorar el personaje y mucho de eso lo baso en si lo veo dentro de mi, si veo que existe alguna parte del personaje dentro de mi, buscar una conección y si despierta algo en mi. Es una carrera a largo plazo y uno tiene que tener muy claro las cosas que uno quiere hacer y las que no porque a veces eso pesa mucho más, el hacer cosas por hacer no lleva a ningún lado y hay que pensar bien cada paso. No haría nunca algo que estuviera mal pensado o algo que sea muy superficial porque creo que ahí hay una tendencia; a que el trabajo del actor sea menospreciado y por ahí no va.

Se te percibe como muy activista, sumándote a causas benéficas y apoyando a las minorías. ¿Cómo te relacionas con esto?

Pues en muchos casos creo que de donde estoy parado, desde mi posición, hay varias cosas de las que puedo hablar y otras de las que no. Por ejemplo el feminismo pues ahí no me voy a meter porque no soy nadie para hablar de un cuerpo que no es mío, sin embargo sí puedo hablar de la masculinidad y a partir de ahí de lo que se puede cambiar para apoyar el movimiento. Las causas sociales son cosas que me llaman mucho la atención y creo que es fundamental apoyarlas, pero también hay que ser muy conscientes de que si tengo una voz, si tengo gente que me sigue, pero no soy ningún experto en los temas y todo lo hago es desde mi perspectiva. Es importante informarse y dar esa plataforma a esa gente que sí sabe

Camisa: H&M. Blazer: OUTOFCOMFORT. Pantalones: CALVIN KLEIN

Si te convirtieras en vocero oficial de alguna causa, ¿cuál sería?

He trabajado bastante con He for She. Ahí estoy muy metido. También con el tema del medio ambiente, que al final todo está relacionado. Si está conectado el machismo con la destrucción del medio ambiente y con muchas otras cosas. De ahí debemos empezar un diálogo para saber qué se necesita para salir adelante y mejorar el mundo. Tenemos que darnos cuenta de lo conectado que está todo y de que lo que hacemos tiene repercusiones con los demás. Es una responsabilidad que tenemos todos y que debemos reflexionar.

Has dicho que eres muy optimista, ¿Cómo mantienes este estado mental con la situación actual?

Pues es dificil, la verdad hay días que uno siente que es el fin y otros que se ve todo muy claro. Hay que ver todo como una lección y una oportunidad para cambiar. Concientizarnos de cómo hacemos las cosas y responsabilizarnos de todo. La idea es reflexionar y hacer un cambio positivo.

¿Cómo cuidas de tu bienestar mental?, ¿Eres espiritual?

Si. Todos lo somos en realidad. Creo que en cierto grado todos tenemos fé en algo, aunque cada quien lo ve de distintas formas. Yo no te sabría explicar bien mi fé ni mi espiritualidad, pero creo que si hay algo donde mi conciencia termina y empieza algo que no entiendo, estoy consciente de eso más grande y poderoso.

¿Qué hace Darío en su tiempo libre?

Este último año todo ha sido tiempo libre realmente, entonces he aprovechado para leer, aprender cosas, y me gustan mucho las plantas también. Estos momentos conmigo mismo para mi son muy importantes porque son como un respiro que necesito; es tiempo para reflexionar y desmenuzar la vida. Y obviamente ¿A quien no le gusta dormir? creo que eso fue un gusto adquirido en esta cuarentena, como que aprendí a que me gustara dormir. Por otro lado, siempre me gusta estar haciendo cosas y mantenerme activo.

¿Qué te hace enojar?

La falta de claridad y la falta de duda. Sabemos que las verdades no son absolutas y que la gente quiera venir a imponer maneras de pensar y ver las cosas, eso también me molesta y creo que es muy dañino para todos. Cuando uno no cuestiona ciertas cosas y cree todo lo que le dicen, eso también me molesta.

Y, ¿qué te pone de buenas?

La comida rica, ir con amigos, con mi familia, con mis sobrinos. También hacer ejercicio es muy importante y me he dado cuenta ahorita que he estado encerrado de cómo me ayuda a estar feliz. También me gusta ver crecer, suena muy de abuelo, pero me gusta ver que gente que admiro, que gente que quiero, crece y le va bien en la vida. Me gusta que se desarrollen las cosas y verlas crecer. Me inspiran y es muy bonito ver los logros de los demás y creo que hay que celebrarlos por más pequeños que parezcan.

¿Cómo defines la madurez? ¿Crees que las has alcanzado?

Creo que la madurez es saber que uno puede estar equivocado, creo que va por ahí. Y que uno puede rectificar por supuesto. Eso se me hace el punto más importante de la madurez, te da mucho entendimiento, conocimiento y creo que uno madura cuando entiende que las cosas no son como uno creía, y que no necesariamente se tienen que hacer de la forma que uno creía. Yo me di cuenta que era maduro cuando cosas que me hubieran afectado ahora las puedo manejar mejor, pero bueno, tampoco podría decir que soy maduro del todo, es mejor preguntarle a mi mamá.

¿Qué vicios tienes?

No soy nada vicioso. Soy obsesivo, eso sí. Me obsesiono con ideas, con proyectos, con temas y me gusta entenderlos e investigar.

¿Cómo te ves en 10 años?

Espero ser maduro, feliz, y haciendo lo que quiero hacer qué es lo que siempre he hecho y lo que más feliz me hace.

Fotografía: Sergio Valenzuela

Realización: Gerardo Ángulo

Grooming: Hugo Quiñones

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.