fbpx

Merkabá, la espiritualidad en la ropa sin género

El artista, compositor y diseñador Jaime Kohen revela su inspiración a la hora de crear prendas sin género

Su abuelo inició esta compañía familiar y el también cantante, tomó las riendas de la dirección creativa hace ya cinco años, mezclando su  formación escolar con su creatividad.

Kohen, estudió diseño en Nueva York y Merkabá une esas dos partes de él y ha sido un camino que ha recorrido con gusto, creando propuestas y diseños únicos que celebran la individualidad y espiritualidad del creativo.

EL SIGNIFICADO DE MERKABÁ

Merkabá toma su nombre de la figura de geometría sagrada, son dos pirámides una hacia arriba y otra hacia abajo, representan todas las dualidades: lo masculino y femenino, la luz y la obscuridad, el cielo y la tierra.

Para Kohen, el nombre de la marca significa: “es cuando más poder tenemos, cuando unificamos y a nivel espiritual es simbólicamente un transporte de energía, por eso al utilizar estas prendas de ropa tratamos de darle ese poder, esa energía dual, dando un significado profundo a lo que muchas veces es superficial como la moda”.

Es así como ha sido la evolución de la empresa familiar del cantante, donde los mismos diseñadores y consumidores están buscando el interiorizar su forma de vestir,  donde se trata de sentirse cómodo y lo que representa la ropa para ti, sin reglas establecidas, es un reflejo de la conciencia del mundo.

LA INSPIRACIÓN DE LA MARCA

“Nuestra inspiración ha sido lo espiritual, por eso invitamos a nuestros clientes a que busquen los colores que más los inspiran y con quien más se identifique, el punto es conectar con tu familia cósmica y puedas tener una conexión entre lo que estás usando y lo que se refleja más allá de tu personalidad, es decir tu esencia”, explica Jaime Kohen, buscando que cada pieza simbolice algo para el consumidor, más allá de un color o una textura que está de moda.

El próximo año traerá la  colección primavera verano, que está inspirada en linos y algodones, continuando con la comunicación espiritual en cada prenda y que represente a la persona que utilizará el atuendo.

También saldrá una línea de abrigos que se inspira en el yin y yang con los colores blancos y negros, porque, de acuerdo con Kohen “siento que eso pasará el próximo año, tendremos que decidir entre muchas cosas para poder unificarnos y ser mejores seres humanos”.

Para el futuro, la marca busca que la ropa sea tan funcional que puedas utilizarla en primavera-verano o en otoño-invierno y así continuar con este camino de slow fashion que Jaime Kohen ha decidido emprender a través de Merkabá.

SÍGUENOS EN INSTAGRAM: @_NOIRMAGAZINE