fbpx

Ser austero está de moda

La industria de la moda está cambiando y nuestros estilos también. ¿Por qué la moda es austera hoy en día?

A veces, hablar de moda y de los cambios en las tendencias de las mujeres actuales es también hablar sobre crisis que se han presentado de manera global.

Los efectos de la globalización, buenos y malos, se han hecho presentes en el ámbito personal, incluyendo las decisiones que tomamos día a día al elegir qué nos vamos a poner y dónde lo vamos a comprar.

¿Cuándo nació la austeridad?

Esta surgió en la moda durante la Segunda Guerra Mundial y ha hecho un comeback en la actualidad. Con el confinamiento que llegó por la pandemia, muchos tuvimos que buscar opciones menos costosas al elegir nuestra ropa, o comprar prendas básicas que se pueden usar en todo momento.

La austeridad es la representación de nuestros tiempos actuales, es el momento indicado para reformular el consumo, buscando calidad y versatilidad al elegir qué prendas usar o comprar una de excelente calidad que pueda ser utilizada en varias ocasiones con diferentes looks creativos.

En la actualidad…

La industria de la moda es una de las más grandes del mundo y tiene el poder de impactar a la economía y al medio ambiente de manera positiva y negativa.

Actualmente, podemos decir que la moda es un tipo de arte, pues no solo se trata de vestir a la gente, sino mucho más que eso, es el fidedigno reflejo del paso del tiempo en el mundo, además de mostrar las tensiones sociales y culturales.

Es más que una tendencia impulsada por una sociedad más genuina, más consciente, más ecológica y más preocupada por el medio ambiente. La austeridad se ha vuelto una forma de vida que se está adoptando a través de cualquier clase social y está reinventando a las grandes marcas.

Las grandes socialités también han adoptado la tendencia, tenemos como ejemplo a la reina Letizia de España, quien ha asumido un look de working girl, pues el mensaje es claro y sin lugar a duda es que su vestuario ha pasado a un segundo plano, pues ha demostrado que la moda es más que simple vanidad, sino una expresión de quiénes somos, de nuestra identidad como personas y seres humanos.

La época en la que vivimos nos ha enseñado muchas cosas, una de ellas fue a mejorar, modificar y a darle una segunda oportunidad a las prendas que tenemos en nuestro armario.

A la ropa debemos quererla, no solo desecharla y esto con un simple fin; evitar el desecho textil que terminará por hundirnos a todos si no actuamos y compramos conscientemente nuestra ropa. De aquí nacen decenas de apps para conectar a vendedores y compradores de prendas pre-loved.

Lo austero por fin se mezcló con la exclusividad y extravagancia y esto se deja plasmado en las pasarelas de las grandes marcas.

¿Será que esta fusión seguirá creciendo?

Sea como sea la situación económica está afectando la industria de la moda, es por esto que la austeridad ha sido adoptada por estas grandes marcas para no marginar a la aplastante mayoría de la población.

La filosofía de innovar o morir, ha sido aceptada por firmas como Hermès, Chanel, Gucci, Louis Vuitton, Armani y Versace.